GATO SALVAJE


Si ya se que es noticia vieja, pero no puedo dejar afuera a un ícono de nuestro peor deporte, Gastón el “gato” Sessa. Hace días que tengo pensado en incluirlo, pero la falta de tiempo me lo impide, y navegando, navegando, encontré un artículo que me parece no tiene desperdicio, y para quienes no lo hayan leído, lo pongo aquí para compartirlo. Obviamente hay gente, que piensa lo contrario, sin dudas, aquellos fanáticos que piensan que dejar todo en la cancha es actuar como una mala persona, o lo peor de todo como un aficionado, alentando y fomentando con gritos de aguante gato y no se sabe cuantas pelotudeces más, son los mismos que le piden autógrafos a Rafa Di zeo. Ahí va.

No hay caso, cada día que pasa, la agresividad de gastón Sessa, el arquero de Vélez, se vuelve más incontrolable. Su umbral de tolerancia frente a la frustración es cada vez más baja, al punto de lanzar pelotazos contra los proyectores de los cines cuando las películas no terminan como quiere. En la película “300” no soportó la muerte de Leónidas y se la agarró con el boletero, a quien persiguió por el cine mientras gritaba fuera de sí que le devolvieran la plata de la entrada.

Enemigo íntimo. De puertas adentro su ira no decae. Se asegura que en sus momentos libres, Sessa se agrede a sí mismo y se cuenta el caso de una concentración en la que sus compañeros debieron intervenir para frenar la paliza que se estaba propinando. “Se arrojaba objetos contundentes y costó quitarle sus propias manos de su cuello”, dijo uno de los testigos de aquel espeluznante episodio. “Aparentemente todo comenzó por una cuestión del momento. Primero se auto-ofendió tomándose los genitales delante de un espejo, eso lo enojó muchísimo, pero después se agredió verbalmente, más exactamente insultó a su propia madre, y ahí reaccionó porque nadie se mete con su madre, ni siquiera él. De los insultos pasó a los autoempujones y luego a la autoagresión física”, continuó la fuente.

No le gusta perder. Lo peor que le puede pasar a Sessa es perder, razón por la cual no le duran las play station, que salen volando diariamente por las ventanas de su departamento. “Mientras sean play station no hay problema, la cosa se pone brava cuando pierde al sapo o al metegol. Ver caer un metegol de hierro forjado desde un décimo piso es aterrador”, explicaba el portero del edificio donde vive “el Gato” mientras tomaba un calmante.

La capa de la invisibilidad. Hay una cuestión mágica que rodea a los ataques de Sessa. Parece ser que por algún extraño sortilegio, el arquero se desmaterializa a los ojos de los árbitros cuando consuma sus agresiones. “Si lo hubieran visto lo echaban”, es la frase de rigor para definir la gravedad de sus actos en el campo de juego. ¿Pero por qué no lo ven? Dónde estaba Lunati cuando el arquero le pateó en la cara al alcanzapelotas de Belgrano. ¿Estaba en la Luna, haciendo honor a su apellido o el arquero dejó de ser visible ante sus ojos? Como tampoco lo vio el uruguayo Jorge Larrionda cuando le metió el manotazo a Pellegrino, el efecto invisibilidad de Sessa parece funcionar con los árbitros. Sin embargo, un colegiado sí lo vio. Fue Sergio Pezzotta, quien permaneció por algunos segundos a 20 centímetros del piso cuando el arquero lo levantó del cuello para expresarle su discrepancia con sus fallos. “Al principio era como que una fuerza misteriosa me aprisionaba la garganta y me levantaba del piso. Pero al cabo de unos segundos pude ver a Sessa. Era como el monstruo de la película Depredador”, confesó Pezzotta en un programa dedicado a las experiencias paranormales.

Genitales apretados. En cuanto a la también polémica salida de la cancha del arquero tomándose los genitales frente a un fotógrafo, surgió la versión de que Sessa siempre incurre en ese gesto cuando tiene una cámara enfrente. “Es una cuestión psicológica. Lo hace porque se siente desnudo frente a una fotografía. Así aparece en la foto de su primera comunión y también las que le sacaron en su casamiento”, aseguró un amigo íntimo del jugador.

Se viene la suspensión. Como el informe de Lunati dirá que el partido Belgrano-Vélez fue poco menos que un ejemplo para el fútbol mundial, el Tribunal de Disciplina de la AFA dijo que “evaluará el tema” Sessa. Como posible sanción se evalúa prohibirle el postre durante la próxima concentración del equipo velezano. La letra con sangre entra.

Luis Heredia
La Voz del Interior.

Seguí así gatito, siendo un gran ejemplo para nuestros jóvenes, esforzándote día a día por ser uno de los mas fieles exponentes de nuestro peor deporte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: