Lamentable, también pasa en el Argentino A

Para quienes no lo sepan, les contamos que el Torneo Argentino A, es el torneo en donde participan los equipos del interior del país, perteneciente a la tercera categoría del fútbol argentino.
Su nombre refleja que en él están representadas casi la totalidad de las provincias del país, y están compitiendo clubes de gran arraigo popular, otrora grandes animadores del fútbol grande de la Argentina.
Si nuestro fútbol grande está plagado de imperfecciones, imagine Ud. estimado lector, lo que padecen clubes que militan en esta categoría, en algunos casos lindando con el amateurismo, lo que no implica que la trampa deba ser castigada muy duramente.
Les transcribo un artículo en el cual se cuenta con lujos de detalles lo acontecido:
Fue una mañana paranoica, porque se estaba pendiente de lo que sucedía en el Martearena y en el Plinio Zabala de Perico, ya que los hinchas gritaban los goles de Atlético Tucumán en Jujuy y veían como su equipo no podía revertir la falta de gol que mostró Central Norte durante todo este año.

En el primer tiempo todo transcurrió en los parámetros normales, porque el equipo de Víctor Riggio fue con todo su amor propio y orgullo en busca del gol de la ventaja. Pero otra vez la ineficacia goleadora se hizo presente para que el “azabache” no pueda irse al descanso con una ventaja altamente merecida.

Llegó el entretiempo y la demora de 28 minutos para salir a jugar el complemento empezó a encender la alarma que algo mal estaba ocurriendo.

La gente explotó cuando Atlético Tucumán se puso 2 a 1 ante Talleres, porque hasta ese momento el “cuervo” se estaba salvando de perder la categoría.

Hasta que llegaron los dos goles de los los jujeños para decretar el descenso “cuervo”. Pero en ese mismo instante Horacio Fernández lograba romper el maleficio de no ganar de local con su gol.

De ahí en más, llegó lo repudiable, lo lamentable, lo bochornoso: los diálogos en el campo de juego entre los componentes del cuerpo técnico visitante con los jugadores salteños. La noticia del descenso ya la sabían los jugadores.

El árbitro Dardanelli exageró al adicionar 8 minutos al partido y la determinación de un penal muy dudoso que convirtió Ledesma para darle la clasificación a 9 de Julio por sobre Juventud Antoniana.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] un caso muy similar al ya ocurrido en el torneo Argentino A y que le costó una durísima sanción al Director Técnico y al equipo de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: