El banco y los promedios del descenso

Otro campeonato ha terminado. A una fecha del final del clausura 2007, San Lorenzo de Almagro es el hidalgo campeón de nuestro fútbol argentino.

Sólo resta definir en la última fecha los equipos que pelearán el descenso y la promoción, al ya descendido Quilmes, resta saber quien será el que lo acompañará a la B Nacional, y quien jugará la promoción. En este menester se encuentran Belgrano de Córdoba y Nueva Chicago.

Salvo la dirigencia de A.F.A. la opinión popular ha detestado el sistema de promedios que definen los descensos en nuestros campeonatos.

Y analizando la tabla de posiciones sólo por los puntos obtenidos por cada equipo, como es en cualquier parte del mundo, podemos sacar conclusiones interesantes.

El otro día estuve en el banco realizando trámites rutinarios, y en el escritorio de al lado había un señor muy amable, cliente él, una persona de edad, quizás unos 60 años, muy bien vestido, quien charlaba de una forma hasta diría amigable con su ejecutiva de cuentas.

No pude resistir la tentación de escuchar la conversación, y para resumir y no hacerlo tan largo, la misma se trataba de que este señor, un empresario quien tuvo sus años de gloria, y un cliente antiguo del banco, y tal vez preferencial.

El punto en cuestión es que este buen hombre, solicitaba ayuda financiera a la entidad, ya que en su último año empresarial, no las tuvo todas consigo.

Los papeles que presentaba el desgraciado, no cumplían los requisitos exigidos por el banco, y mucho menos por la situación actual que le tocaba atravesar.

Pidió amistosamente una entrevista con el gerente de la sucursal, obteniendo como respuesta, “Mirá, personalmente traté tu caso con el gerente, sos uno de los clientes más antiguos, pero dada tu situación actual, el gerente no puede hacer nada por vos, dice que trató por todos los medios hacer una excepción, pero es política de la institución, lo siento, no podemos hacer nada”.

Eso fue en resumidas cuentas la charla que duró casi media hora, y me quedé pensando que una situación similar se da en nuestro fútbol, sólo que aquí, nuestra piadosa Asociación del Fútbol Argentino, premia a equipos que tuvieron su veranito, habilitándolos para estar casi tres años en la primera división.

Si analizamos la tabla general, Quilmes ya estaría descendido, situación que coincide con la actual, pero aquí comienzan las diferencias si el sistema fuera sin los promedios, es decir por la campaña actual de cada equipo.

Newell’s Old Boys estaría a un paso de perder la categoría, paradógicamente, un punto que saque Belgrano, condenaría a la lepra a la B nacional, mientras que con este perverso sistema, respira tranquilo en la mitad de la tabla de los promedios, premiando una pésima campaña en este año.

Si no existieran los promedios, en zona de promoción hoy estarían Belgrano y Gimnasia y Esgrima La Plata, quien debería desempatar con Banfield, en un partido para zafar, ya que tienen la misma cantidad de puntos.

Pero la incertidumbre se trasladaría hasta la última fecha, porque Godoy Cruz y Nueva Chicago pueden ser alcanzados por los de abajo, ya que en la tabla general están un punto por encima, por lo que la definición sería apasionante, con 6 equipos luchando por mantener la categoría.

Fijémonos en un ejemplo de la B Nacional, un caso testigo es el de Talleres de Córdoba, un grande del interior, quien este año realizó la peor camapaña de su historia, con solamente 26 puntos, estando 13 puntos por debajo de quien descendió, la Afa en principio le descontó 3 puntos por incidentes en su estadio, y ante la apelación le devolvió 1, puntito que lo puso a salvo del descenso gracias a los nefastos promedios, perjudicando a equipos que realizaron mejor campaña que el albiazul.

Y así, como en este campeonato, se repiten en todos, este sistema, por demás injusto, que premia al equipo que durante un año, o tal vez medio consiguió muchos puntos en detrimento de quienes han obtenido más logros en la actualidad.

¿Es justo lo que hizo el banco con su otrora cliente preferencial?, no lo sé, pero creo que así es la ley, pareja para todos, de lo que estoy muy seguro es la injusticia de los sitemas de promedios.

Si en la clasificación a las copas se toma la tabla general, ¿porqué no hacerlo con los descensos?. Es una respuesta que la AFA se niega a dar.

Otro punto de discusión sería el de los campeonatos a una rueda, si fuera como en todos lados, el San Lorenzo de Ramón, hoy estaría festejando el ingreso a la Sudamericana, ya que está a 12 puntos de Boca Jrs, quien definiría en la íltima fecha con Estudiantes de la Plata que está 2 unidades por debajo del Xeneize.

Basta de promedios por favor, basta de jugar partidos definitorios a distintos horarios, por un fútbol argentino bien organizado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: